Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: https://ri-ng.uaq.mx/handle/123456789/5974
Título : Inicio de la realimentación en pancreatitis aguda en base a la desaparición de la sintomatología clínica en el Hospital General de Querétaro
Autor: Diana Guadalupe Herrera Méndez
Palabras clave : Pancreatitis aguda
Nutrición
Amilasa
Fecha de publicación : ene-2007
Editorial : Universidad Autónoma de Querétaro
Facultad: Facultad de Medicina
Programa académico: Especialidad en Cirugía General
Resumen: Demostrar que al desaparecer la sintomatología clínica: dolor abdominal, presencia de peristalsis y hambre son parámetros confiables para iniciar la vía oral independientemente de los parámetros de laboratorio: amilasa, lipasa y proteína C reactiva. Antecedentes: El inicio de la realimentación en pacientes con pancreatitis aguda representa un problema controversial que ocasiona debate. En nuestro medio, los pacientes con pancreatitis aguda son sometidos a reposo digestivo prolongado, el ayuno evitaría la reactivación y /o agravación de la enfermedad. Trabajos recientes han demostrado la seguridad y factibilidad de uso de nutrición enteral de manera temprana. Metodología: Es un estudio prospectivo y transversal, el universo fueron los pacientes que ingresaron al Hospital General de Querétaro al servicio de Cirugía General con diagnóstico de Pancreatitis aguda en un periodo comprendido del 1 de noviembre del 2003 al 1 de noviembre del 2004. Resultados: Se estudiaron 92 pacientes el 78.3% fue sexo femenino y 21.7% masculino. El grupo que tuvo la mayor tolerancia a la vía oral fue el de 28 a 32 años con 15.2% (IC ll.6 a 24.2). Predomino la pancreatitis leve con 80.4% (IC 70.90 ¿ 88.00) por criterios de Ranson y 77.20% (IC 67.2 a 85.3) por score Apache II. La relación entre los niveles de amilasa, lipasa y PCR preprandiales el porcentaje más alto normal fue para esta última con 89.1% (IC 80.9 A 94.76) y el más bajo para la amilasa con 52% (IC 41.50 a 62.70). En relación a niveles elevados se invierten con amilasa de47.8% (IC 37.30 a 58.50) y PCR 10.90% (IC 5.3 A 19.10). La desviación estándar de la amilasa preprandial fue de 170 ± 135 y posprandial 129 ± 108. La presencia de hambre, peristalsis y desaparición de dolor se presentó principalmente en los 3 primeros días 47.83% (IC 37.30 a 58.5). Discusión: A pesar de que no está establecido cuando iniciar la realimentación en pancreatitis aguda este estudio demuestra que el cese del dolor, la presencia de peristalsis abdominal y hambre son variables confiables para iniciar la alimentación. Conclusión: Puede iniciarse la vía oral en pancreatitis aguda al desaparecer la sintomatología clínica aun con niveles elevados de amilasa, lipasa y PCR.
URI : https://ri-ng.uaq.mx/handle/123456789/5974
Otros identificadores : 3096 - RI002380.pdf
Colección: Especialidad en Cirugía General

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
RI003096pdf321.45 kBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.